Las religiones

El paisaje religioso mundial está atravesando una verdadera conmoción. Las disputas, las recomposiciones del Islam o de corrientes cristianas impactan directamente en la evolución de nuestras sociedades.

La comprensión de estos movimientos es imprescindible para ubicarles en los acontecimientos que están ocurriendo en el mundo, desde las vidas personales hasta las relaciones internacionales.

El cristianismo, en sus distintas variantes, católica protestante, ortodoxa, es y seguirá siendo en perspectiva la religión mayoritaria. Cada una de ellas en sus distintas ramas, por ejemplo: en la protestante contiene a los luteranos metodistas, evangélicos y varios más.

Se encuentran dispersos en toda la superficie del globo. Son 2.000 millones de fieles. Van a ser 2.500 para el 2.050.

Protestantes en Estados Unidos, 150 millones; católicos en Brasil, 150; Méjico con 95; Estados Unidos con 70; ortodoxos en Rusia 60 millones, seguidos por Ucrania con 20 y Rumania con 17. Su mayor crecimiento se produce en el continente africano. Cada vez más negros africanos, latinoamericanos y otras razas.

 

El mundo musulmán

El mundo musulmán vive hoy una mutación profunda. La división del Islam en grandes áreas culturales, árabe, persa, indonesia. A su vez el Islam se politiza. Aparece como una defensa de la autenticidad contra la omnipresente occidentalización y quiere aparecer como comunidad mundial.  Por otra parte, buscan una religiosidad más personal.

Aunque usen el velo no desean ser madres de familia tradicional. Las tensiones actuales son expresión de esas mutaciones.

Indonesia es el mayor país musulmán, lo siguen Pakistán, India y Bangladesh. En Medio Oriente, Irán y Turquía (cerca del 100%) en África, Egipto y Nigeria.

Mahoma recorre en el siglo VI Arabia, comienza a extender sus enseñanzas. Muere en el año 632. Surgen 3 corrientes: Sunitas, Chiitas, Jariyistas.

Los chiitas, partidarios de Ali, primo y yerno de Mahoma (10 %).

Los sunitas, corriente de Abu Bakn, íntimo del profeta (90%)

Los jariyíes (menos del 1%).

El Budismo nació en el siglo VI a. C en Ganges, India, a través de Buda. Diversificó maestros y se extendió por el mundo. Plantea el meditar y el hacer.

El Hinduismo es la religión del 85% de los indios, 900 millones de personas.  También aparece en el siglo VI a.C. Se fue dividiendo en castas y distintos dioses.

Existen religiones menores, orientales que coexisten en los aquí enunciados.  En los enfrentamientos juegan la política o la religión o ambas que a su vez se influyen.

Ejemplos: En Jerusalén, Judaísmo, Cristianismo e Islam. En Irak e Irán, Sunitas y Chiitas, las guerras por el mando.

Otros conflictos, los Balcanes, Irlanda del Norte, Kosovo y Yugoslavia.

En Estados Unidos los inmigrantes son católicos. En América Latina crece el evangelismo.

Los conflictos deben ser comprendidos dentro de un contexto político y cultural.

En África Subsahariana numerosas sectas se multiplican y precipitan mutaciones sin precedentes.

Otros conflictos son India y Pakistán.  A la disputa por Cachemira se la envuelve también en temas religiosos.

China invadió Tiset en 1959. Los maestros huyeron, ganaron el occidente, las disputas religiosas se expandieron, las fracturas étnicas se extienden a distintas religiones, países: Sri Lanka, Tailandia.

La búsqueda de homogeneidad religiosa parece tan improbable como la unidad política de los países árabes musulmanes.

 

Otros aspectos

En el pasado, las espiritualidades marginales se inspiraban en los textos sagrados de las religiones. Hoy, son conducidas a menudo por un guía carismático.

Un nuevo mundo. Un ejemplo: el volumen de negocios de la iglesia Universal se estima en mil millones de dólares. Inmuebles más medios de comunicación. En ese marco subsisten, se regresa a religiones primarias, anteriores a las actuales.

En ese marco, ¿Se pueden desechar la religiosidad de la gente, sus necesidades? ¿Levantar la bandera de laicidad, anti religiosidad?

Las vivencias del mundo llamado socialista muestran el renacimiento religioso.  La primera acción política es separar la iglesia del Estado, respetando creencias de la gente y conduciendo una política determinada.

Por un lado disminuyen las prácticas religiosas, por ejemplo los rezos; por otro, crece las variedades oracionales distintas.

Esto rige para cada uno de los países y regiones, desde luego con sus  especificidades, siempre en puja por definir la identidad nacional.

En algunos lugares la religión y la política van de la mano, para bien y para mal.

Distintas religiones conviven, se confunden, se enfrentan, todo junto, son percibidos como enemigos al servicio del otro o como hermanos. En esa mixtura llegan a repartirse los cargos.

 

Las luchas

Surge la intolerancia, sirve de pretexto en posiciones radicalizadas. En los países grandes, ejemplo India, pueden en las luchas regionales por el poder surgir pretextos y tensiones interconfesionales.

El estado es oficialmente laico. El budismo se desarrolló en el sudeste asiático. Ejemplo en el Tibet  la pregunta es si se enfrentará con China a la que teóricamente pertenece.

Las otras corrientes son pequeñas y las situaciones imprevisibles. Taoísmo, Confucianismo y otras menores.

En América Latina también rigen los ritos locales y las diversidades religiosas.

Por otro lado, los estadounidenses tienen fama de estar entre los pueblos más religiosos de occidente.

 

La religión

La historia del Islam se ha reconstruido para mostrar el sometimiento perenne del estado de la religión.

La comunidad de los creyentes se igualaron en la sumisión.

El Corán es nuestra constitución.

El profeta es nuestro guía.

La muerte por la gloria de Alá es nuestra mayor ambición.

Establecer la ley de Dios, sobre el conjunto de la humanidad

El hombre es miembro de esa religión

La mujer debe someterse al hombre guardián.

Solo como creyente el hombre puede encontrarse a sí mismo.

La pregunta ¿por qué ahora?

¿Por la crisis del mundo? ¿La informática, la globalización?

El deseo de poder, usando la religión.

¿Al mismo tiempo hay exclusión social?

Un submundo dentro del mundo.

 

El fundamentalismo cristiano es un rasgo perenne en la historia estadounidense

Ha sido siempre una sociedad muy religiosa, mucho más que Europa o el Japón.

Afirmaron el patriarcado

Excluyeron el divorcio, el adulterio

Existe el temor a Dios, la autoridad paterna

La batalla entre el bien y el mal

Al mismo tiempo surge la pregunta, ¿por qué los hijos se desprenden de sus casas y de sus padres, hacen su propia vida?

Existe una fuerte derecha cristiana e ideólogos que la refrendan.

Todo eso en medio de una sociedad individualista y ferozmente competitiva, donde la familia como mito y realidad representan el único paraíso seguro.

Una sociedad aterrorizada por la soledad y la incertidumbre.

Muchos hombres, mujeres y niños rezan a Dios para que los vuelva al estado de inocencia.

Toda la idiosincrasia del norteamericano.

 

 

 

 

Anuncios